Este año sin duda alguna comenzamos cargados de esperanza y muchos proyectos, ideas y sueños; los mismos que se vieron de una u otra forma paralizados ante una amenaza de carácter mundial. La Pandemia COVID-19

Este año sin duda alguna comenzamos cargados de esperanza y muchos proyectos, ideas y sueños; los mismos que se vieron de una u otra forma paralizados ante una amenaza de carácter mundial. La Pandemia COVID-19

Poco a poco el virus fue recorriendo camino, como cual ciclista en un tour de Francia, vuelta a España o Tour Colombia. Ante ello tomamos una pausa que nos enseñó que la importancia de la carrera no se basa en la meta, si no, en el camino.

Pasada esta pausa el mundo, incluyéndonos, decidió salir a la contienda nuevamente, esta vez con mascarilla y nuevas medidas de bioseguridad para garantizarnos terminarla de la mejor forma.

A su vez revivimos la pasión por lo que hacemos, nos encontramos nuevamente con el asfalto, con los jerseys y las bicicletas. También las manos más amorosas del mundo se reencontraron con sus amadas máquinas e imprimieron toda su creatividad y cariño en nuevas prendas, prendas que estuviste esperando para salir a rodar durante unos cuantos meses.

Poco a poco el virus fue recorriendo camino, como cual ciclista en un tour de Francia, vuelta a España o Tour Colombia. Ante ello tomamos una pausa que nos enseñó que la importancia de la carrera no se basa en la meta, si no, en el camino.

Pasada esta pausa el mundo, incluyéndonos, decidió salir a la contienda nuevamente, esta vez con mascarilla y nuevas medidas de bioseguridad para garantizarnos terminarla de la mejor forma.

A su vez revivimos la pasión por lo que hacemos, nos encontramos nuevamente con el asfalto, con los jerseys y las bicicletas. También las manos más amorosas del mundo se reencontraron con sus amadas máquinas e imprimieron toda su creatividad y cariño en nuevas prendas, prendas que estuviste esperando para salir a rodar durante unos cuantos meses.

Vivimos un gran fondo Hincapie atípico pero muy emocionante. Recorrimos kilómetros juntos, agradeciendo por estar una vez más ahí a pesar de todo. Y es que en eso consiste ser un “Rider”, en intentarlo una y otra y otra vez.

Sin duda alguna este año 2020 tuvo una ruta muy distinta a lo que conocíamos pero nos enseñó a todos nuevos caminos, paisajes y momentos que dábamos por sentados. Estamos felices de poder compartirlo contigo y agradecidos de seguir junto a ti en este venidero 2021.

 

De parte de toda la familia Hincapie queremos desearles a todos una ¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!

Sin duda alguna este año 2020 tuvo una ruta muy distinta a lo que conocíamos pero nos enseñó a todos nuevos caminos, paisajes y momentos que dábamos por sentados. Estamos felices de poder compartirlo contigo y agradecidos de seguir junto a ti en este venidero 2021.

 

De parte de toda la familia Hincapie queremos desearles a todos una ¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!

Leave a Reply